Yo me largo tour. El viaje

40 días por Europa en furgoneta, 8.000 kms de peripecias y la historia de una amistad, Alicia y Nika, Boyero de Berna veterana.

Portada Yo me largo tour. No sin mi perro
Ylanaveva ediciones, 2019.
460 págs. 27 euros.

Yo me largo tour, el viaje, surgió en un vuelo de inspiración con el fin de salir del paupérrimo panorama nacional, investigar Europa y acariciar la libertad de viajar en furgoneta sola con mi perra Nika, 36 kilos de puro amor y entusiasmo.
Nuestra vieja Citroën, Jumpy la Furgo, nos llevó como una campeona a todos los destinos que fui decidiendo sobre la marcha: Carcasona, Annecy, Hallstatt, Viena, Cracovia, Auschwitz, Praga, Ámsterdam, París

¿Te apetece viajar con nosotras?

Pago seguro con Paypal

El resultado es un libro que narra una odisea un poco alocada y, a la vez, crítica y reflexiva en ruta por nuestro viejo, hermoso, complejo, extraño, ridículo y, en alguna ocasión —lo confieso—, terrorífico continente.

La belleza y el horror


No quería viajar por Europa experimentando sólo su lado más amable y hermoso. Deseo saber, descubrir, comprender.

Lo pasamos muy bien y lo pasamos fatal, pero seguimos siempre adelante, sin planes ni objetivos, y acabamos protagonizando una divertida road movie debido a mi tendencia natural a meterme en líos, a fisgonear y a transgredir las normas, queriendo o sin querer.

Yo me largo tour. No sin mi perro es un libro de viajes y aventuras transgresor y atípico; una evocación histórica que hurga en el negro pasado de Europa y en sus heridas aún abiertas; un manual para viajar con perro que fui descubriendo sobre la marcha; en ocasiones, un libro de autoayuda salvaje a medida que fui aprendiendo a base de palos, y una guía de supervivencia para nómadas de la autopista con poco presupuesto («¿Hoy toca camping o parking? »).

También es un canto a la amistad, a mi adorada Nika, siempre conmigo, el ser más feliz y entusiasta que conozco.

Si quieres leer fragmentos de Yo me largo tour. No sin mi perro:

Yo me largo tour: Nika, Furgo y yo, el Proloco Prólogo
París siempre será Nika